Spring Breakers


Año: 2012. País: EE.UU. Duración: 92’ Director: Harmony Korine. Guión: Harmony Korine. Música: Cliff Martínez, Skrillex. Fotografía: Benoît Debie. Reparto: Selena Gomez, James Franco, Vanessa Hudgens, Heather Morris, Rachel Korine, Ashley Benson, Emma Holzer, Ash Lendzion, Josh Randall, Gucci Mane.

It´s my fucking dream, ya! and I´ve made it come true (Alien)

En España aún conservamos coletazos del nacionalcatolicismo franquista y seguimos llamamos a las vacaciones de invierno o primavera, vacaciones de navidad o semana santa, pero en los aparentemente laicos USA el término spring break se refiere a ese periodo vacacional en mitad de la primavera en el que las prometedora juventud norteamericana se dedica a viajar a la playa y ponerse hasta las orejas de música, droga, sexo, y hasta alguien se atreve con un poco de balconing. Desde este punto de partida, Spring Breakers (2012), la nueva película de Harmony Korine, enfant terrible del cine independiente norteamericano, supone la  deconstrucción del manido sueño americano, y al mismo tiempo de ese cine hardcore y formalmente radical que ha venido realizando hasta ahora. Spring Breakers tiene poco que ver con el cine que Korine ha realizado anteriormente, y más, en las antípodas de su debut como realizador, Gummo (1997). En esta ocasión, el sol, las chicas con poca ropa –las protagonistas aparecen casi todo el tiempo sólo con un bikini-, las drogas y las armas configuran una propuesta que termina derivando hacia una crónica comiquera del mundillo gangstarap.

Spring Breakers es un viaje psicotrópico, alucinado, desde el comienzo en el que las chicas roban a los clientes de un restaurante para irse de vacaciones, jovenzuelas cuyos nombres propios han adornado el Disney Channel durante años (Selena Gómez o Vanessa Hudgens) y que se presentan aquí como neo-vampiresas que habitan por una temporada un mundo casi paralelo a la realidad, dedicado al hedonismo más desatado –esas continuas fiestas en los apartamentos o las raves playeras-, en el que no cabe sitio para los débiles y cuyo camino de continuo no conoce de medias tintas, o se sigue o se abandona. En ese camino conocen a un ser que pulula en ese lado salvaje del sueño americano, el narcotraficante Alien, un impresionante James Franco, que acogerá a esas anti-heroínas pop, emitiendo un constante discurso en off, real –y no en aparencia- de loas ante la llegada de unas nuevas compañeras de viaje.

Alien, el personaje de James Franco, se erige como la pieza más bizarra y contestataria de este film, decididamente transgresor del espacio cotidiano, espacio que sólo vuelve al film en los momentos en los que las chicas llaman a sus padres mintiéndoles sobre la nueva y prometedora vida que les aguarda en ese permanente estado vacacional, sabedoras de que la decisión que han tomado no tiene vuelta atrás. Ahí, James Franco, un Scarface en versión videoclipera, vive en un entorno barroco, pulso y medida del estilo de vida y de las cotas marcadas por un sistema paralelo a la armonía neocon.

El estilo visual del film no deja indiferente. Korine sigue experimentando con las texturas al extremo. En esta ocasión es el inocente del mundo del videoclip el que sentirá el peso de su radicalidad, pero sin que este estilo contamine en ningún momento el discurso narrativo. Es más, Korine se permite que el personaje de James Franco realice un número musical a la caída del sol, nada menos que toca al piano un tema de Britney Spears mientras sus chicas blanden unos AK-47 y visten únicamente un bikini y un pasamontañas rosa. Sexo, drogas, vendettas, y por qué no, también amor y amistad, en una película que no llega al exceso a pesar de lo que aparente.

Nuevo cambio de registro para el inclasificable Harmony Korine, un cineasta que título a título demuestra que para ser independiente hay que ser atrevido y transgredir, pero también mostrar el lado más humano de las historias; una difícil fórmula que implica la continua redefinición del realizador como autor que toma el pulso a la realidad y la plasma en imágenes como virus.

Anuncios

4 comentarios

  1. En fin…te superas compañero, me abstengo de comentar. Pero eso si, las niñas se merecen un visionado. Cuidate

    1. Esta peli es una auténtica bizarrada, una metáfora colorista sobre el sueño americano, el del dinero fácil y la vida salvaje. De momento no lla vas a poder conseguir oues aún no se ha estrenado ni en los EE.UU, y aquí a España ya veremos si llega, yo la vi en Sitges.
      Veo que tienes una entrada nyeva. Esta noche la echo un vistazo.
      Un saludo socio!!

  2. peli muy recomendable……. las chavalas una pasada…….

    1. Y el prota, Alien, se sale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: